Ballesta es el nombre de un utensilio de madera extensible que se utilizaba para intercambiar flores y monedas desde la calle hasta balcones y ventanas. La luminaria mantiene la forma y mecanismo del artefacto, cambiándole el uso de forma que se pueda usar como luminaria colgante y poder ampliar o reducir la superficie de iluminación siendo fácilmente extensible.